Los telescopios, una vista al universo

 

El ojo del hombre está muy limitado, apenas alcanza a distinguir objetos hasta cierta distancia, por eso cuando se interesó en el universo, fue necesario inventar un instrumento que le permitiera darle una vista para descubrir sus misterios.

Los telescopios son un instrumento que hoy en día cuentan con una excelente potencia para observar el universo y, además, que podemos tener en casa. Anteriormente, ver las estrellas solo era posible desde un observatorio, pero por fortuna para los aficionados a la astronomía, esto cambió.

Los telescopios cuentan con características diferentes que permite a las personas adecuarlos a sus necesidades de uso; porque a veces no solo se quieren solo para ver planetas, también para enfocar objetos en la tierra. Por ejemplo, los telescopios refractores son los más utilizados por los que se están iniciando en esta afición de observar el universo. Son fáciles de utilizar y ofrecen una buena vista del espacio.

Los telescopios con características reflectoras dan una vista nítida, pero no son buenos cuando se trata de enfocar objetos en la tierra. Y están los catadióptricos, un telescopio compuesto que suele ser utilizado por los profesionales, ya que no solo ofrece una excelente visibilidad, sino que también se puede obtener fotografías de los objetivos que hayan sido avistados. Su uso es un poco más complejo, pero al seguir las instrucciones y con la práctica llegarás a conocer el instrumento, así como a facilitar su uso.

Cuando se quiere observar el universo con un telescopio, es muy importante que se esté en un lugar donde sea fácil lograr la visibilidad. No debe haber contaminación lumínica; las épocas o zonas de mucha pluviosidad tampoco son una condición que permite disfrutar de ver el espacio con facilidad. Un cielo despejado y un telescopio de buena potencia harán que tengas el universo a tu alcance.